viernes, 10 de diciembre de 2010

¡¡Ayyy!!


¡¡Ayyy!!, originalmente cargada por Jesús Figueroa Salán.
Madrid, años cincuenta.

Una madre, por carnavales; de aquellos carnavales de "chichi-ná" de aquel Vallecas de hambre, por poco, de atraso y de hablar bajito; le pide a la madre de Pedrito que preste a sus hijos algunos de los muchos disfraces que Pedrito tiene porque quiere hacerles un retrato a sus chavales. Pedrito es uno de los niños del barrio casi ricos... y..., pero esto no se lo podéis decir a nadie: "es adoptado"...¡¡Chiiiiiis!!

Mi hermano Juanjo y éste vuestro servidor nos ponemos los trajes. Mi Madre nos lleva al retratista, que está en la misma casa donde doña Pepita, mi "seño", intenta limar algo nuestra ignorancia, y: "Niños... el pajarito... a ver esa sonrisita". Luego, creo recordar, quizás lo haya soñado, mi Madre nos lleva a la tienda del señor Mariano y nos compra un bocadillo de salchichón. ¡¡Ayyy!!.

Lo que más me gustó de aquel día, además del bocadillo de salchichón, claro está, fue el llevar el "chuzo". A partir de entonces, mis amigos me respetaron..... ¡¡Te meto un chuzazo que...!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario