lunes, 3 de enero de 2011

Ya se nota el poder de los años "dieces"


Felices años "dieces" amigos.... Estos años serán venturosos. Todos, o al menos tres millones novecientos cincuenta y tres mil trescientos doce, más, tendremos trabajo. Hará calor en invierno y fresquito en verano. Las playas tendrán un termostato para regular la temperatura del agua. También en las playas de más tronío tendrán persianas para que el pesado del sol no pique. La nieve de las buenas estaciones de esquí, si se quiere, podrán cambiar de color, que el blanco es ya un poco insípido.

Una tía mía dice que van a volver a atar a los perros con longanizas (chorizos). En mi farmacia ya me han vendido unas pastillitas para adelgazar; yo ya he perdido veintidós gramos, pero eso es al principio. En la televisión solo pondrán programas para beneficio de las personas, animales y plantas, con un respeto, que no veas. El ejercicio será virtual. Ya hay máquinas que pin-pan, pin-pan, pin-pan, sentadito, y no veas como sudas. El amor será automático, solo habrá que acariciar un botoncito. ¿Cuál? Eso, cada uno y una, tendrán que ir descubriéndolo.

Todos tendremos que ir por las calles, como habrá tanto amor, dando besos y abrazos. Todos sonreiremos y constantemente diremos a nuestros vecinos de calle: "Adiós amigo, adiós amiga" depende del género, claro. Muchos besos, muchos abrazos, muchas sonrisas, mucho trabajo, mucha cultura…

Di que sí, Guillermo, primo-payo, tú bésame lo que quieras que ahora cuando yo deje de escribir me lanzo y te voy a dar trescientos treinta y tres besos y cuatro abrazos.... ¡¡Qué pasa!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario