lunes, 8 de octubre de 2012

Páramo


Páramo, originalmente cargada por Jesús Figueroa Salán.

Nemesio y Julián, amigos de toda la vida, caminan juntos hacia los establos para echar pienso a las vacas. Acaban de terminar la partida. Han perdido. Julián habla a su amigo:

--- Me está buscando y un día de estos me va a encontrar.
--- Pero no le hagas caso. Siempre ha sido un voceras. Ni mentarle.
--- Es que me está calentado y... Ya me conoces.

Los días van refrescando. Han pasado las fiestas. Avanza el verano, ya es casi otoño. Las mujeres están en casa. Los muchachos han estado a pájaros y, ya de vuelta, se ríen en el portalón cerca de la iglesia.

--- La próxima vez no me voy a callar, Nemesio. Me va a encontrar.
--- Julián, no te soliviantes. No merece la pena.
--- Que no, que no le voy a tolerar que me diga que la Vega es mejor que el Páramo. Y cuando me vuelva a repetir que los pueblos de la Vega son más ricos y que nos dan de comer a los del Páramo.... ¡¡Maaaaadre!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario