jueves, 26 de julio de 2012

mecer sí, tronchar no


mecer sí, tronchar no, originalmente cargada por Jesús Figueroa Salán.

Un padre les decía a sus dos hijos: imaginaros que salimos del euro y volvemos a la peseta. Su hija de 8 años y su niño de cuatro miraban a su papá con el interés con el que siempre miran los hijos de esa edad a su héroe: a su padre. Imaginároslo. Los niños no pestañeaban.

--- Papá, tienes un moco (habló el pequeñín).
--- Gracias hijo (y el padre se lo quitó con los dedos).

No tendríamos, creo yo, problemas con la comida. Hasta podría ser más barata. Y el café, y las cervezas. Pero ya no podríamos comprar videoconsolas porque serían muy caras. Y no podríamos utilizar mucho el coche porque la gasolina estaría por las nubes. Claro que, por otra parte, habría más trabajo porque tendríamos que agudizar la mente colectiva para fabricar cosas que escasearían. Tendríamos que fabricar, de nuevo, coches, y televisores, y...

--- Papá. A mí me gustaría que volviera la peseta. Las chicas siempre sabemos arreglar las cosas (le dijo su hija de 8 años).
--- Ayyyy (salió un ruidito al suspirar el papá)

lunes, 16 de julio de 2012

No sé por qué pero estoy casi seguro que se debe llamar Mª Carmen


Lo primero es lo primero: Felicitaciones a todas las Cármenes, Carmencitas, Mari Cármenes y Cármenes hombres. Vale, ya está.

------------------------------------------------------------------------------------------

Pues en un día como éste: 16 de Julio, en mi barrio: Vallecas, haciendo más calor que ahora, porque esto no es calor ni nada, yo, con mis amigos, vamos corriendo hacia el Ayuntamiento porque nos han dicho que entrando por la puerta de la calle de la Virgen regalan bocatas.

Los tres amigos después de ver pasar a los gigantes y cabezudos, después de comprar un paquete de cigarrillos Bisonte que compartirán, después de preparar las estrategias para tocar el culo a Manoli esta noche, hacia el Ayuntamiento se dirigen a coger los bocadillos que les han dicho que están regalando y a pillar entradas para el cine Goya.

Por la tarde, las madres se acercarán a la Avenida de la Albufera para ver pasar a la Virgen del Carmen custodiada por La Legión con soniquetes de pasodobles. ¿No eran pasodobles? Te digo yo que eran pasodobles. ¡¡Vamos!! Me vas a contar tú a mí historias.