viernes, 29 de abril de 2011

Mi tía Boni, en el 2008.


--- Hola tía.

--- Hola, qué pasa, llegas tarde…  Alcánzame el bolso. Toma la cartilla y vete a la caja a que me la pongan al día.

---  Vale, pero, si quieres, el mes que viene me la dejas y te la pongo al día en Madrid.

--- Bueno, bueno, ya veremos…. Espera. Toma cinco euros y te tomas un cafelito.

--- Vale, gracias tía, luego te doy las vueltas.

--- No hace falta, hombre…. Bueno, que las vueltas te las dé en caramelos.

--- Está llamando Juanjo, ¿quieres ponerte?

--- Dame.

jueves, 28 de abril de 2011

Marbella, la bella


Marbella, la bella, originalmente cargada por Jesús Figueroa Salán.

Pask Witthoh, famoso investigador privado de fama casi mundial, estaba desesperado. Varios días ya llevaba dando vueltas y más vueltas en Marbella, la bella. Comiendo pescaito por ahí, churros con chocolate (carísimo, por cierto) por las tardes, y por las noches algún que otro Calisay en, según el camarero, la única tasca de Marbella con botellas, de hace más de veinte años, de este dulce licor.

Qué buscaba. Aunque Pask (entre nosotros vamos a llamarle Pascual) era alérgico a los polvitos de la primavera, su congestionada nariz le decía que estaba cerca de encontrar la guarida de un bandido internacional que podría vivir en aquella paradisíaca ciudad del sur de España. "El Telones", que así le apodaban al rubio mafioso porque se suponía que era ruso y de pequeño vivió detrás del Telón de acero (esto no habría hecho falta que lo dijera), era tuerto (no viene al caso) y friolero. Marbella le daba calorcito porque el Telones era muy friolero (lo repito para que quede claro) y todos sabéis que en Marbella todo el año se está en un clima celestial y....

--- Oiga, amigo, yo le dije que escribiera, subrepticiamente, en los foros donde usted pone sus fotos para potenciar Marbella para el turismo, pero su escrito es lo más lastimero que me he echado a la cara desde…

--- Mire usted señor Alcalde. Yo escribo lo que me da la gana y pongo lo que me sale de los.... Métase usted donde le quepan los cincuenta euros que me iba a dar.... ¡¡Tío tacaño!!

miércoles, 27 de abril de 2011

Viaje a Mijas-Costa - 2011-04


Los tres nos reíamos, aunque Antonio algo menos. La situación era lo suficientemente fotográfica y cómica para que, viéndola en nuestra mente, cada uno pensara lo que pensó. Os diré lo que yo vi. Los otros que cuenten su propia historia.

Hace pocos días, por la tarde. Antonio, Merche y yo. Los tres estamos a un año de los sesenta. Yo más cerca. Hablábamos de achaques y de los "cagues" de cada uno en esas situaciones. Lo cierto es que Antonio, no se sabe muy bien por qué, hace unos meses se le subió la tensión arterial a unas cifras muy alarmantes. Durante unas semanas tuvo que ir a las urgencias del hospital varias veces. Le tomaban la tensión: altísima. Le ponían una pastillita debajo de la boca y para casa. No se le bajaba. Todos los demás datos de los análisis los daba bien pero la tensión no bajaba. Se asustó muchísimo. Le dijeron que tenía que controlarse la tensión y se compró un aparatito. Y Antonio nos estaba contando: "...y entonces llevaba el "jodido" aparatito todo el día".... Risas y risas. Mías y de Merche y después de Antonio.

Mis risas vinieron porque me imaginé a Antonio con el aparato de la tensión al brazo yendo al cuarto de baño.... Jajajaja. ¡¡Que tontería!! ¿Os imagináis?... "Que me meoooo...." Y mientras sale el chorrito el aparato de la tensión tomándole el pulso.... Jajajaja ¡¡Que tontería!!

Aunque quería hablaros (jajaja) de que he estado en la playa (jajaja)…. Jajaja. ¿Os imagináis para bajar y subirse la cremallera….? Jajaja. ¡¡Un pedo!! “Ay que me sube, que me sube…..””. No sigo. Jajaja.

jueves, 7 de abril de 2011

Disculpas generalizadas.


Yo estoy más cómodo, llamadlo inspirado, si sé quienes son los que me van a leer, si conozco a los que van a observar mis fotos. Me anima, me motiva. Es como contar un chiste sabiendo que los que escuchan, escuchan y se sonríen porque eres gracioso, porque eres bueno (¡¡ya ves!!). Y no tuercen la vista, no se mueven, no se meten el dedo en la nariz. Están incondicionalmente atentos.

En Flickr, cuando publico uno de mis cuentecitos, como dicen los cursis: hago “feed-back” con los comentarios de mis amigos (casi siempre de las chicas). Sé si ha gustado, si ha llegado. Recibo cariño. También es verdad que yo intento dar mucho cariño cuando les comento sus fotos. Se crean lazos de amistad, pero…   Se necesita tanto tiempo... tanto tiempo.

Este blog, perdonad, quiero que sea más personal. Escribiré para mí. No espero comentarios ni contestaciones a los comentarios (Oye, que si me escribís: cojonudo). Ahora, que cariño seguiré enviando.

Espero que os guste la Catedral de Segovia con esa luz “angelical”.

martes, 5 de abril de 2011

Mi tía Nati ya ha llegado.


Una de las cosas que más me gusta, por la noche, son los bocatas de sardinas en aceite de oliva. Buen pan, buenas sardinas, aceitito, apretado todo. ¡¡Guauuuuuu!! Ya, ya sé que os vais a escandalizar si os digo que normalmente ayudo al gaznate a pasar tan delicioso manjar con coca-cola. Sí, ya lo sé, pero soy un niño de los de después de la guerra y la coca-cola es casi, casi.... Me paro porque iba a decir una irreverencia.

El caso es que me dice mi hermano Juanjo: "Quédate en la salita, cómete el bocata y yo, mientras tanto, me quedo con la tía". Y así lo hice. Sardinas divinas, cocalita gloriosa. Ya he terminado y mi hermano me hace señas rápidas con la mano. Voy. No respira. Sí, ha movido un poco la boca. Que paz. Acerco la oreja a su boca y no oigo nada. Vuelve a mover levemente la boca y el silencio nos envuelve... ¡¡Ya!!

Y entonces, entiendo el por qué le guardaron sitio por el lado izquierdo. Por la siniestra, como toda su vida, hacia aquella luz blanca y poderosa se dirige mi tía Nati. Hacia aquel lugar donde nadie conoce y algunos temen mi tía vuela.

¡¡Descansa en Paz!!